¿Cuál fue la última vez que tus anuncios hicieron palpitar de emoción el corazón del público? ¿Cuanto ha pasado desde que tu comunicación era tan fresca e inteligente como para generar una imparable oleada de ventas? ¿Desde cuando no te conmueves al ver que tu publicitario se ha dejado un pedacito de alma (suponiendo que los publicitarios también tengan) para conseguir que tu marca quede grabada a fuego en las entrañas del consumidor? Si tu respuesta es "desde hace demasiado" o "nunca" ya tienes una buena razón para conocernos.

BONES IDEES COMUNICACIÓ. Seducir, enamorar, vender. >>